Importante: se recomienda no quitar el precinto de los libros de texto hasta que el profesor de cada asignatura compruebe si es el texto correcto.